Con el fin de lograr que el número de mujeres que se atienden en clínicas ginecológicas clandestinas disminuya, cada vez más clínicas ginecológicas formales se suman a programas de ayuda especialmente diseñados para apoyar a mujeres necesitadas de atención médica urgente.

En México más del 50% de los embarazos registrados anualmente son considerados no deseados. De igual manera, un 27.6% de ellos son embarazos en adolescentes, por lo que exhortar a mujeres de todas las edades a recibir tratamientos formales; sin importar si son menores o mayores; se ha vuelto imperativo.

Uno de los programas de mayor éxito en ésta concurrida metrópolis es Acompáñame; un servicio que otorga costos diferenciados a cada paciente con el objetivo de atender a mujeres de diversas condiciones y circunstancias económicas. Otra de las metas de este programa, auspiciado por una de las clínicas ginecológicas más confiables de la ciudad, es difundir la información y sus descuentos a través de volantes publicitarios, mismos que son repartidos en plazas públicas, universidades y escuelas. Cabe mencionar que dichos trípticos incluyen cupones de descuento con validez de hasta dos años, pueden ser pasados a amigas o compañeras que los necesiten más que la que los recibió y deben ser entregados en las clínicas ginecológicas afiliadas a tan exitoso programa.

Por otro lado, Acompáñame es complementado con un servicio especializado en mujeres que son víctimas de violación, que incluye la prestación de servicios de manera casi gratuita. Es importante resaltar que en estos casos únicamente se pide un donativo que tiene como fin recaudar fondos para reabastecer al centro con los materiales invertidos, para poder atender a otras mujeres en igualdad de condiciones.

Como bien explican estas clínicas ginecológicas en sus medios digitales, el programa de costos diferenciados fue creado para favorecer la generosidad de las personas con mayores posibilidades y para agradecerles su cooperación mediante la donación de cuotas de recuperación que ayuden a las clínicas ginecológicas a atender a mujeres de escasos recursos con la misma calidad y trato con el que ellas fueron atendidas.

Por si fuera poco, estas clínicas ginecológicas ofrecen también atención andrológica y psicológica general e interrupción legal del embarazo por medio de medicamentos o aspiración manual o eléctrica. Sin embargo, se debe tener presente que la interrupción legal de un embarazo en el Distrito Federal debe llevarse acabo dentro de las primeras doce semanas de gestación, ya que de otra manera no puede ser practicada por ningún médico.

Por otra parte, la gran mayoría de las clínicas ginecológicas formales del Distrito Federal, también ofrecen programas de anticoncepción que incluyen orientación y uso de anticonceptivos, consultas e inserción de dispositivos intrauterinos, proporción de inyecciones anticonceptivas mensuales, parches, pastillas y condones masculinos y femeninos, entre otros.

Finalmente, también realizan vasectomías, pruebas de embarazo, pruebas de VIH y pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual como clamidia, herpes, molusco contagioso, etc.

Para más información de cómo ponerse en contacto con dichos centros y saber si es candidata alguno de sus procedimientos, puede buscar más información sobre el programa para la Interrupción del Embarazo en el chat en línea.